Los datos se desprenden de un estudio realizado por la Fundación Bunge. Por diversas razones, un porcentaje de la población no pudo acceder a las dosis. Aseguran que "podrían aumentar las enfermedades inmunosuprimibles".

Un 13 por ciento de los argentinos no se vacuna.

    Alrededor del 13% de los argentinos no se aplicó alguna de las dosis del calendario nacional de vacunación en 2018, según un informe de la Fundación Bunge y Born que se conoció esta semana.

   El estudio, llamado "Índice de Confianza y Acceso a las Vacunas", precisó que el año pasado se aplicaron 1.084.279 dosis menos que en 2017 a adultos y niños, dato que implica que "podrían aumentar las enfermedades inmunosuprimibles".

   Entre las causas de la falta de vacunación, la investigación señaló "el faltante de dosis, la accesibilidad a centros de vacunación y la falta de días y horarios para acercarse".

   La primera etapa del estudio, que comenzó en enero de 2018, analizó 3.177 casos y demostró que el 96% de los encuestados considera que las vacunas "son seguras".

   Otro de los resultados preliminares señala que en la Argentina "el principal problema es la falta de acceso, mientras que en los países desarrollados el obstáculo más importante es la opinión a favor o en contra de las vacunas".

   Los datos del estudio fueron presentados por el director de Bunge y Born, Gerardo della Paolera, y el jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y líder del proyecto "Observatorio de la Salud del Niño y el Adolescente" de esa fundación, Eduardo López.

Fuente: Télam

0
0
0
s2sdefault