Se podrá ver este martes en varias partes del mundo. En Argentina se podrá seguir al atardecer. Los detalles.

El eclipse de luna se podrá seguir este martes.

   Después del sol, el turno del satélite. Este martes se podrá observar en Argentina un eclipse parcial de Luna, el segundo de la temporada y el último de 2019.

   Según informó la Nasa, la característica principal de este eclipse es que será parcial. Es decir, la alineación del Sol, la Tierra y la Luna llena no será en forma recta sino que estará algo torcida, por lo cual se verá diferente.

   El episodio será visible en gran parte del planeta: América, Europa, África y partes de Asia. La Luna entrará en la penumbra a las 17 y hasta las 20 estará en contacto con la órbita solar.

   En el país el fenómeno se podrá observar en su máxima plenitud entre las 18.31 y las 18.45. En los movimientos astronómicos del cielo, los eclipses lunares siguen a los eclipses solares dentro de una quincena.

   “Es cierto que la luna da vueltas alrededor de la Tierra todos los meses, pero no siempre se interpone en la sombra de la Tierra. La trayectoria lunar alrededor de la Tierra está inclinada en comparación con la órbita de la Tierra alrededor del sol. La luna puede estar detrás de la Tierra e incluso así recibir luz solar. El eclipse lunar es un acontecimiento especial”, explica la NASA en su página web.

¿De qué se trata un eclipse lunar?

   Según lo informado por laRoyal Astronomical Society, en un eclipse lunar, la Tierra, el Sol y la Luna están casi exactamente en línea y la Luna está en el lado opuesto a la Tierra del Sol. La Luna está llena, se mueve hacia la sombra de la Tierra y se oscurece dramáticamente, pero generalmente permanece visible, iluminada por la luz solar que pasa a través de la atmósfera terrestre.

   Una mayor dispersión de la luz azul en la atmósfera significa que la luz que llega a la superficie lunar es predominantemente de color rojo, por lo que para los observadores en la Tierra la parte eclipsada de la Luna puede ser de color ladrillo, oxidada, de color rojo sangre o, a veces, de color gris oscuro, dependiendo de las condiciones terrestres.

   La Luna viaja a una posición similar cada mes en la Luna Llena, pero la inclinación de la órbita lunar significa que normalmente pasa por encima o por debajo de la sombra terrestre y no se produce ningún eclipse.

¿Cómo debo mirarlo?

   A diferencia de un eclipse solar, la Luna eclipsada es completamente segura de ver a simple vista, por lo que se puede disfrutar como un espectáculo astronómico sin mayores recaudos más que solo contemplar del momento.

Fuente: Rosario3

0
0
0
s2sdefault