El Ministerio de Salud recuerda a los consumidores y a los elaboradores de alimentos las recomendaciones a tener en cuenta.    

          

 

   El Ministerio de Salud provincial, a través de la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal), en virtud de que en esta época del año se realizan faenas familiares para la elaboración de chacinados, recuerda a los consumidores y a los elaboradores de alimentos las medidas de prevención que evitan contraer trichinelosis.

   El director provincial del organismo, Raúl Samitier, explicó que la trichinelosis “es una zoonosis parasitaria transmitida especialmente por carne de cerdo contaminada, cruda, mal cocida o mal procesada”, lo que constituye un “importante problema de salud pública que causa significativas pérdidas económicas”.

   “Esta enfermedad se gesta en ecosistemas enfermos donde la cría del cerdo se desarrolla en condiciones deficientes y expuestas a roedores, es decir que cuando la crianza no es segura se sientan las condiciones necesarias para el desarrollo del parásito. Así, las personas pueden verse afectadas por consumir un producto de origen comercial o familiar si la carne del cerdo no ha sido sometida a los análisis correspondientes para descartar la presencia del parásito”, enfatizó el funcionario.

   En ese sentido, Samitier aseguró que desde la Assal continuamente “se intensifica la vigilancia de trichinelosis, realizando capacitaciones y distribuyendo materiales informativos para que sean empleados en acciones sensibilizadoras en todo el territorio provincial”.

   Finalmente, el titular de la Assal destacó que la seguridad de los alimentos “es responsabilidad de todos los actores involucrados en su elaboración, desde la producción hasta el consumo”, remarcando que “entre todos, construimos la salud”.

Medidas de Preveción

<< No realice cría de cerdos en basurales ni los alimente con desechos. Elimine los roedores del lugar

<< Analice los cerdos faenados para el consumo casero. La cultura de la carneada debe conservarse, pero se debe complementar con el análisis del cerdo a cargo de un profesional que garantice la seguridad del alimento

<< Los frigoríficos deben abastecerse de producciones provenientes de criaderos seguros

<< Las carnicerías y salas de elaboración de chacinados deben proveerse de frigoríficos seguros. La probabilidad de enfermar a los consumidores aumenta significativamente cuando no se conoce el origen de la materia prima

<< Los consumidores son responsables de construir su salud. Se deben utilizar todos los medios disponibles para comprar en lugares seguros, adquirir productos identificados y cocinar perfectamente la carne de cerdo.    

0
0
0
s2sdefault