El LIF incorporó tres nuevos medicamentos a su vademécum

Son tres nuevas especialidades medicinales para su utilización en los centros de salud y hospitales de la provincia. También sumaron nuevo equipamiento de alta tecnología.

El laboratorio de la provincia incorporó tres nuevos medicamentos a su vademécum.

   El Laboratorio Industrial Farmacéutico de la provincia incorporó tres nuevos medicamentos a su vademécum. Se trata de las drogas Losartán, Atorvastatina y Claritromicina que se sumarán como herramientas del sistema público de salud para garantizar derechos, de acuerdo a la planificación establecida por el Ministerio de Salud de la provincia.

   Desde el directorio del laboratorio estatal santafesino recordaron que hace un año se firmó un convenio con la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario y con el laboratorio Lafedar SA para trabajar de manera integrada, desarrollando nuevas especialidades medicinales en el ámbito estatal. En el marco de ese acuerdo, el LIF comenzó en mayo con la distribución del Ibuprofeno suspensión pediátrica.

   La producción de nuevos fármacos no es una decisión arbitraria, sino el fruto de un trabajo conjunto con las distintas áreas estatales y la acumulación de conocimiento. Desde el año 2014, el LIF interviene en la compra de medicamentos, en conjunto con la secretaría de Administración y la Red de Medicamentos del Ministerio de Salud provincial.

   Este trabajo tiene como principal objetivo mejorar los procesos de compra de medicamentos por parte del Estado y además permite que el LIF acceda a la información vinculada a los consumos y precios abonados por el Estado provincial, posibilitando el análisis de potenciales fármacos a incorporar en su línea de producción.

Los nuevos fármacos

   Losartán: se usa solo o en combinación con otros medicamentos para tratar la presión arterial alta. También se emplea para disminuir el riesgo de accidente cerebrovascular en personas que tienen presión arterial alta y una afección del corazón llamada hipertrofia ventricular izquierda, lo que significa un agrandamiento de las paredes del lado izquierdo del corazón.

   Atorvastatina: se utiliza junto con la dieta, pérdida de peso y ejercicio para reducir el riesgo de infarto, apoplejía y eventuales cirugías de corazón en las personas que tienen una enfermedad o que estén en riesgo de desarrollarla. Este medicamento también se usa para disminuir la cantidad de sustancias grasosas como colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL) que se conoce como el colesterol malo y triglicéridos en la sangre, y para aumentar la cantidad de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol bueno en la sangre.

   Claritromicina: pertenece a una clase de medicamentos llamados antibióticos macrólidos. Su acción consiste en detener el crecimiento de las bacterias. Es utilizada para tratar ciertas infecciones bacterianas como neumonía (infección pulmonar), bronquitis (infección de las vías respiratorias que van a los pulmones) e infecciones de los oídos, senos nasales, piel y garganta.

Equipamiento

   La última semana de junio pasado comenzó la instalación y puesta en marcha de una cabina de extracción ubicada en la Sala de Fraccionamiento de materias prima del laboratorio. Para su adquisición, se realizó una inversión de 22.000 dólares.

   El objetivo principal del equipamiento es proveer un ambiente controlado para realizar el fraccionamiento, es decir, la pesada de las cantidades requeridas para la elaboración de un determinado lote de la especialidad medicinal planificada. Es una actualización y mejora del sistema que estaba en funcionamiento.

   Dicha operatoria constituye un proceso clave en el cual se deben garantizar condiciones adecuadas que eviten contaminación cruzada, partículas extrañas o algún microorganismo que comprometa la calidad del medicamento.

   Paralelamente, el LIF incorporó un nuevo sistema de pretratamiento y control automatizado de agua, mediante una inversión de 24.000 dólares.

   El nuevo sistema tiene como objetivo principal modernizar y mantener actualizado el equipamiento de la planta de agua LIF, garantizando la entrega de agua y respetando los parámetros que requieren las normativas de calidad para que la misma sea apta en los procesos de limpieza final de equipos y áreas productivas.

   De esta manera el Laboratorio Industrial Farmacéutico reemplaza el viejo sistema de filtro de carbón activado, por un pretratamiento químico monitoreado y una nueva columna automatizada para el intercambio iónico simple ciclo sodio. Ello permitirá automatizar múltiples operaciones, de modo que la planta de agua ya no tendrá que detenerse para realizar acciones tales como descompactación, contralavado y sanitización del carbón activado.

Fuente: Uno Santa Fe

0
0
0
s2sdefault