Denuncian que Nación retrasa la entrega de vacunas infantiles

La ministra de Salud santafesina, Andrea Uboldi dijo que reclamaron la llegada de las dosis para combatir cinco enfermedades. Por las pocas unidades para prevenir el meningococo a mitad de 2018 dejaron de aplicarla a chicos de 11 años.

Uboldi dijo este martes que la faltante de vacunas se repite en todo el país.

   “Necesitamos las vacunas para proteger a los niños”, señaló este martes la ministra de Salud de Santa Fe, Andrea Uboldi. El reclamo fue para el gobierno nacional que desde principio de 2018 cambió la forma en que enviaba las unidades para inmunizar a los menores de edad. En noviembre ella había acusado que faltaban vacunas contra el meningococo y este martes le sumó que no tienen suficientes para prevenir la gastroenteritis, la difteria, el tétanos y la tos convulsa. Las vacunas son obligatorias, según figura en el calendario nacional. Uboldi confirmó que hizo los pedidos formales al gobierno nacional, pero deslizó que las dosis que enviarán no alcanzarán para la población. “Los niños están en peligro de enfermarse y el riesgo de incrementa cuando se retrasa la vacunación, no sólo para esos niños sino para el resto de forma indirecta. La vacuna permite bajar la carga de las enfermedades”, explicó la ministra.

Federal

   Uboldi dijo este martes a la emisora local Radio 2 que la faltante de vacunas se repite en todo el país. “Si no están disponibles en el momento se posterga la aplicación y no se puede evitar el riesgo de enfermarse para los chicos”, señaló. De acuerdo con la funcionaria, y tal como publicó El Ciudadano, el retraso solo en las dosis de meningococo generó que la provincia decidiera prescindir de inmunizar a chicos y chicas de 11 años. “Gran parte de la población fue postergando su vacunación y con este panorama se suman en 2019 chicos con el esquema de vacunación incompleto”, señaló Uboldi.
Para qué

   El faltante es de dosis para inmunizar a chicos y chicas por distintas enfermedades. Son las vacunas contra el rotavirus –que causa gastroenteritis–; y la triple bacteriana –contra la difteria, el tétanos y la tos convulsa– y la que evita contraer meningitis, una enfermedad que puede llevar a consecuencias fatales o secuelas neurológicas irreversibles como la pérdida de audición, discapacidad neurológica, amputaciones, entre otras. El grupo más vulnerable son quienes no cumplieron un año de vida. Adolescentes y adultos pueden ser portadores del germen y transmitirlo a los lactantes y niños pequeños con mayor riesgo de enfermar.

   En tanto, la vacuna contra el meningococo fue de las primeras que empezaron a faltar en 2018, a tal punto que se dejó de aplicar en niños de 11 años y llevó a las autoridades sanitarias santafesinas a hacer gestiones formales en el ex Ministerio de Salud, hoy degrada en Secretaría. En la provincia recibieron un comunicado en respuesta, donde les anticiparon que “el proceso para disponer del stock necesario y completar la operación de reposición de la estrategia se estaría cumpliendo el día 15 de febrero de 2019”.

El antecedente

   En enero de 2018 la provincia cumplió con los medicamentos que Nación debía suministrar a personas con VIH. La gestión de Cambiemos no había previsto la habilitación del presupuesto del año y la Fundación Huésped salió a denunciar que unas 70 mil personas iban a ver descontinuado su tratamiento. Santa Fe no fue afectada porque el gobierno provincial asumió la compra para febrero y los meses siguientes. “No es la primera vez que un problema administrativo afecta la provisión de medicamentos a las provincias. En 2017 se registraron inconvenientes con la entrega de leche para recién nacidos y niños de corta edad, medicamentos oncológicos y elementos que sirven para la detección del VIH”, había dicho la ministra de Salud santafesina.

Fuente: El Ciudadano

0
0
0
s2sdefault