El precandidato a intendente del justicialismo cuestionó la actual gestión y puso en duda el manejo económico del Municipio. “Hay que tener una planificación seria e incentivar a los privados para invertir en la ciudad”, resaltó y reclamó lotes para viviendas e infraestructura para mejorarle la vida a la gente.

   El candidato a la intendencia de Sastre por el partido Justicialista, Diego Pablo Ferrari, cuestionó la falta de planificación y de acción de la actual gestión municipal al tiempo que consideró que el Ejecutivo falla en los controles y en el cumplimiento de las Ordenanzas vigentes.

   En una charla con InfoSastre, el ex concejal durante el período 95/99, afirmó que, junto al precandidato a concejal Sergio Balbi, están trabajando en la reorganización del espacio después del fallecimiento del presidente del partido, Carlos Anit. Consultado por qué decidió aspirar ahora al Ejecutivo local y no en 2015, uno de los referentes del peronismo local, admitió: “Me parecía que no era la figura en aquel momento que tenía que estar en la Municipalidad. Y ahora son dos motivos: uno a nivel partidario, porque no podemos no tener candidato y, por otro lado, necesitamos tener otra alternativa, un poco más de ganas, de acción y de conocimiento”.

   “El problema que tenemos de la gente que ocupa un cargo público -legislativo y Ejecutivo-, es la falta de capacitación. Y después tomar decisiones no partidarias estando en el gobierno, porque cuando uno gobierna, gobierna para toda la ciudad”, expresó el ex secretario de gobierno de la gestión de Rosaldo Gardella durante 16 años. “En estos tiempos, no podemos estar trabajando sin un plan estratégico”, insistió.

   Con 18 años recién cumplidos, Ferrari se afilió al peronismo y al mismo tiempo sacó el carnet de conducir. “Estuve en todas, pegando carteles, de adentro, de afuera, siendo concejal, estando en el gobierno y no teniendo ningún tipo de padrino. Nunca quise ser algo con el apoyo de alguien. El traslado no existe. Lo que sí existe es lo que uno hace, la gestión”, aseguró. 

   Con la experiencia adquirida durante dos décadas en el Concejo y en el Ejecutivo, sostuvo que “me fastidia escuchar concejales que no saben leer un presupuesto y funcionario de la Municipalidad que no lo saben explicar”. “Tengo muchas dudas con respecto al manejo económico del Municipio. No me saben explicar, yo que soy un vecino más, que pasó por ejemplo con el dinero del Consorcio Caminero que no existe más, porque era un dinero importante que ingresaba. Falta información con respecto a lo que se recauda a nivel gestión”, refutó.

   Por otra parte, el precandidato a jefe de gobierno se mostró en desacuerdo con la forma de proyectar la obra pública en la ciudad, el personal que se incorpora a la Municipalidad, el trabajo en la parte social y con las instituciones.

   “A Sastre le falta tener un Ejecutivo un poco más audaz y activo, de tratar de movilizar al privado para invertir en la ciudad. Necesitamos generar inversión y que genere trabajo. Necesitamos crecer para estar un poquito mejor”, deslizó y aseveró: “yo no veo tanto cambio, tanta iniciativa. Me parece que uno tiene que ser generador de conductas distintas, atraer al privado o apoyar algún emprendimiento, en eso no estamos bien”.

   En un extenso mano a mano con el portal, Ferrari se refirió al tema vivienda, una de las mayores problemáticas que padece la cabecera departamental. “Me parece que podían haber tenido un poco más de acción en estos cuatro años porque tenían todo, el gobierno nacional y el provincial de su lado. Creo que tenían que haberse movido para conseguir cosas. En estos momentos a la gente trabajadora se le complica poder acceder a su vivienda propia. La Municipalidad tiene que hacer algo, comprar algún terreno y venderlo más barato que un particular. Tiene ocuparse de eso porque del resto se ocupan otros organismos”.

   En ese contexto, celebró la pavimentación de calles y felicitó al gobierno, aunque pidió que tener las obras durante todo el año y con una planificación de antemano. “Ya en 2019 tendríamos que tener casi todo el cuadrante de la zona urbana con concreto asfáltico o pavimento hecho”, lamentó. 

   “La construcción de la circunvalación es una obra extraordinaria y estoy totalmente de acuerdo. Ya era una obra que nosotros estudiábamos hace diez años atrás”, remarcó e hizo hincapié en la necesidad de ordenar y planificar el tránsito en la ciudad. En ese sentido, reflexionó: “La playa de camionero está en la otra punta de la circunvalación. Lo ideal es buscar un lugar estratégico para conectar la paya de camioneros con la circunvalación”.

   Además, cuestionó la falta de apoyo a las instituciones de la ciudad tras la quita de ayuda durante el año pasado. “Los dos clubes andan muy bien a nivel deportivo y el gobierno tiene que estar más presente, sobre todo en los deportes donde están los chicos”, criticó.

-¿Ya tenés definido el equipo que te acompañaría en la gestión?

No todavía no. Me parece que no hay que tener apuro. Dentro de la Municipalidad hay gente muy buena, que conoce más que cualquier funcionario y conoce el manejo de lo que pasa en el Municipio. Lo que sí, no estoy de acuerdo es en lo que hace el Ejecutivo con poner gente de afuera. En Sastre, hay muchos profesionales jóvenes que regresaron y que pueden trabajar en la Municipalidad, desde abogados, asistentes sociales y contadores. El tema social también me preocupa y no estoy de acuerdo como se maneja. Yo estoy muy conforme lo que habíamos hecho nosotros con el Servicio de Promoción Integral de la Salud. Hay que ser más activo, gestionar más, si queremos ir dando pasitos para adelante, con una calle más o menos. Pero la gente que viene de afuera, ve que Sastre está siempre igual.

-En caso de llegar al Ejecutivo Municipal, ¿cuáles serían las principales medidas que tomarías?

Seguir con el proyecto de la circunvalación si no se hace, activar la separación de basura domiciliaria, porque estaba todo armando, con la maquinaria y no se hizo nada. Y apuntar a la infraestructura para mejorarle la vida a la gente. Hoy a la gente no le podés aumentar nada más. Yo quiero saber cómo están las cuentas de la Municipalidad y después sentarme con los concejales. La gente les paga el sueldo a los concejales y a los funcionarios, y no hay que hacer política partidaria cuando estas cumpliendo una función pública. Y, por otro lado, yo creo en el laburo a nivel institucional. Hay dos instituciones fuertes en la ciudad. Hay que sentarse hablar seriamente con la cooperativa y la Mutual del Club con un proyecto para beneficio de la clase trabajadora. Y, después hay que incentivar al privado.

0
0
0
s2sdefault