Dependiendo el método para climatizar un ambiente, calculamos cómo puede incrementar o bajar el gasto energético. El aire acondicionado puede casi cuadriplicar el consumo del ventilador de techo. Bajó el consumo de energía en enero.

Aires Split vs ventilador: cuánto puede variar tu factura de luz.

   Luego de una semana con temperaturas extremas en las provincias del centro del país, con sensaciones térmicas que superiores a los 40°C, la necesidad de mantener frescos los ambientes de la casa pueden ser muy costoso.

   “Los aumentos de tarifas, el alivio del aire acondicionado o el ventilador de techo puede ser pasajero hasta que llega la factura. En especial si no se sabe cuánto gasta cada equipo y si no se tiene el control de la cantidad de horas de uso”, publicó el sitio Todo Noticias.

   Frente al dilema de qué aparato es el que más consume, y el que más encarece la boleta mensual, InfoSastre calculó con un simulador la diferencia de los dos aliados contra el verano: un aire acondicionado de 2600 frigorías vs. dos ventiladores de techo.

   En ambos escenarios, se planteó el mismo escenario de hogar. Desde la iluminación con lámparas led; electrodomésticos como una heladera con freezer, un microondas, pava eléctrica, cafetera y un lavarropas automático; un termotanque de 130 litros (1 hora diaria); y un consumo rutinario de un cargadorde celular (2 horas diarias); Notebook (5 horas diarias), router de Wifi y un televisor LCD de 32’’ (8 horas diarias).

   La gran diferencia es qué se utiliza para climatizar los ambientes. Si el elegido es una aire acondicionado de 2600 frigorías, que está prendido 10 horas diarias, el gasto energético mensual es de 125 kilowatts-hora. Al termino de los 30 días, el consumo total será de 328 KWh que tendría un costo de $1.376. En la factura, se traduce al 38% del consumo.

   Sin embargo, si con el mismo escenario de hogar lo cambiamos por dos ventiladores de techo, el cambio es bastante significativo. Ambos consumen solo 36 kWh por mes, casi cuatro veces menos que el aire acondicionado. El consumidor podría ahorrarse algo más de $250 en la boleta. El consumo se reducirá a unos 240 kilowatts-hora ($898, 43).

   Según la nueva tarifa de la EPE que rige desde enero de 2019, un santafesino deberá abonar por los primeros 75 KWh $ 2,85411 por cada KWh consumido mientras que por los segundos 75 KWh, el monto a pagar por KWh será de $ 3,24724. En tanto, por los siguientes 150 KWh, tendrá que multiplicarlo cada WKh por $4,89812. Y si el usuario excede los 300 KWh, el costo por KWh será de $ 6,16727. Pero eso no es todo, hay que sumar en la boleta la cuota del servicio ($97,36), alumbrado público ($159) e impuestos ($316).

   Con un consumo de 355 KWh bimestrales en diciembre se pagaron 1.548,17 pesos. Con estos nuevos valores, por el mismo consumo deberá abonarse algo más de 2.110,04 pesos en enero.

   A partir de febrero, el importe del servicio de energía volver subir casi un 20 por ciento, por el aumento nacional, vinculado al costo de la energía que la EPE le compra a Camessa.

Bajó el consumo

   En los primeros días del 2019, el consumo en el departamento San Martín cayó un 45%, según la información a la que tuvo acceso este sitio. La principal causa de la baja está directamente relacionada a los sucesivos incrementos en la tarifa.

   El 2 de enero pasado se registraron 37.9 megavatios en el departamento San Martín con una temperatura que alcanzó los 41°. La marca está aún lejos de la cifra del récord histórico del 22 de enero de 2016, con 47,3 megavatios consumidos.

0
0
0
s2sdefault