En un histórico fallo, una jueza federal hizo lugar al amparo presentado por la familia de un niño de 7 años que padece de síndrome de Tourette.

La familia podrá utilizar aceite de cannabis o cultivar sus propias plantas. La familia podrá utilizar aceite de cannabis o cultivar sus propias plantas.

   La Justicia Federal de Viedma autorizó a una familia a cultivar marihuana para uso medicinal. Se trata de la familia de Joaquín Navarro, un pequeño de San Antonio Oeste que padece síndrome de Tourette. La medida fue tomada por la jueza Mirta Filipuzzi y se trata del primer caso de este tipo en la Patagonia.

   La magistrada autorizó el autocultivo a la madre, Julia Navarro, y los abuelos del niño, Gabriel Navarro y María Eugenia Sar.

   La familia tuvo que acudir a un recurso de amparo porque la ley aprobada por el Congreso de la Nación fue muy restrictiva y acotó el uso de cannabis medicinal para casos de epilepsia y con fines de investigación, por lo que cientos de familias en todo el país quedaron desamparadas.

   Joaquín fue diagnosticado con síndrome de Tourette en el 2016, cuando sólo tenía 5 años. Esta enfermedad discapacitante se caracteriza por provocar tics motores y vocales, además de hiperactividad, ansiedad, fobia social y agresividad, entre otras situaciones.

   La familia planteó en el amparo que los síntomas iban en aumento “interfiriendo en su vida cotidiana”, por lo que decidieron abandonar la medicina tradicional y, fruto de la investigación particular de los efectos del consumo medicinal del cannabis y del contacto con otras familias, decidieron intentar con ese método.

   Sin oposición del Ministerio Público, la jueza se basó en un fallo de la Corte Suprema para respaldar el pedido de la familia y extendió el beneficio a un paciente por una enfermedad no contemplada en la ley nacional, cuestionada por distintos sectores por ser muy acotada y no garantizar el autocultivo a todos los pacientes que obtengan aval de un médico.

   Para seguridad de la familia, la resolución será informada al Estado, para evitar que sufran operativos policiales por el cultivo de cannabis.

Fuente: LMCipolletti

0
0
0
s2sdefault