Alerta: proyectan la producción de trigo más baja de los últimos 7 años

Lo hizo la Bolsa de Comercio de Rosario revela el enorme impacto del clima, a partir del déficit hídrico y la aparición de heladas que se combinaron con altas temperaturas.

   Hace un mes, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) a través de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) vaticinaba una producción de trigo que rondaba los 17,7 millones de toneladas, pero el mes de septiembre trascurrió casi sin lluvias como agosto y julio en buena parte de la región pampeana. A ese déficit, deben sumársele las sucesivas heladas intercaladas por temperaturas que han llegado a superar los 30°C en un ambiente de bajísima humedad relativa han agravado la condición del trigo y bajan las expectativas productivas nacionales.

   Con este escenario, los expertos ahora estiman que 2,5 M de hectáreas de trigo (el 40% del trigo sembrado) está en condiciones regulares a malas. De esta manera, con un área sembrada de 5,9 millones de hectáreas a nivel nacional, la nueva proyección de la GEA pronostica una producción de 16,5 millones de toneladas. Así, Argentina produciría un 28% menos de trigo que el ciclo pasado.

   “Sería la producción más baja de los últimos siete años, estando incluso por debajo del complicadísimo ciclo 2020/21, en el que solo se produjeron 17 millones de toneladas”.

Llegaron las lluvias, pero fueron insuficientes

   Lamentablemente, en el 2022 las primeras lluvias importantes de la región pampeana llagaron entre el 18 y 19 de septiembre.

   “Solo dejaron más entre 15 y 30 mm en el SE de Córdoba, en una pequeña franja del centro sur de Santa Fe y en SO bonaerense. Solamente, en el centro de la provincia de La Pampa los acumulados estuvieron entre los 30 a 60 mm”, revelaron los técnicos

   Con estas lluvias acotadas, el trigo cumple con sus etapas de macollaje, encañazón y espigazón. Los lotes de la provincia de Córdoba, Chaco, Santiago del Estero, sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires son los más afectados.

   En el sur de Santa Fe esta semana se está evaluando el estado de lotes. "En los sectores que llovieron entre 10 y 12 mm, se notan algo recuperados, pero donde cayeron 6 a 8 mm, no se percibe mejoría", resumieron los ingenieros del área. Y agregaron: “con este panorama, muchos lotes se darán por perdido para pasar a soja y otros seguirán su ciclo, pero la muerte de macollos y la cantidad de espigas por metro cuadrado están muy lejos de las que se planeaba al principio y el potencial está limitado entre 10 a 30 qq/ha”.

Fuente: ECOS365