Piden la reapertura total de la exportación de maíz

Las entidades agropecuarias ratificaron el paro. Consideraron que el levantamiento parcial de la prohibición con cupos máximos de venta de 30 mil toneladas diarias es un "regreso de las ROE".

   Casi como un intento desesperado de abortar el paro a último momento, el Ministerio de Agricultura de la Nación anunció la reapertura del registro de exportación de maíz que había cerrado el 30 de diciembre. Sin embargo, lo hizo de forma parcial, ya que puso un tope de 30 mil toneladas diarias, con lo cual se podrá comercializar al exterior menor de un millón de toneladas al mes, mucho menos de la capacidad e intención de los productores. El campo mantiene el paro.

   Si bien el comunicado oficial señala que se “decide dejar sin efecto provisoriamente la medida de suspensión de registros de DJVE de maíz”, también indica que, “mientras se alcanzan los consensos” con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) se “realizará un monitoreo a fin de garantizar la disponibilidad para la demanda interna de maíz de la campaña 2019/20”. Es por eso que “las DJVE maíz 2019/20 no podrán superar las 30.000 toneladas diarias”.

   Desde el campo indicaron que esta metodología es muy similar al cupo de exportación, implementado en 2008 por la entonces existente Oncca, denominado “ROE Verde”. Y advirtieron que por medio de este se produjeron diversas distorsiones e irregularidades en el mercado que terminaron desincentivando la producción de cereales, llegando en 2013 a dejar al país desabastecido de trigo.

   El mayor problema de los cupos, profundizado al ser una cifra tan baja como 30.000 toneladas diarias, es que su administración se termina volviendo “discrecional e injusta para los exportadores”, advirtieron.

   Ante esta apertura parcial, la Mesa de Enlace ratificó el paro por 72 horas al considerar que la medida es insuficiente, y reclamó la “eliminación total” de la prohibición de exportar. “No lo vemos favorable porque consideramos que estamos dentro de una intervención que si hoy son 30 toneladas mañana pueden ser 60, 100 lo que quieran”, dijo Jorge Chemes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) en declaraciones a Radio Mitre.

   Una cifra tan baja como 30 mil toneladas diarias es discrecional y muy injusta para los exportadores"

   “Vamos a vender lo que el gobierno autorice, el problema acá no es solamente el tema del tonelaje, sino la idiosincrasia intervencionista en el mercado que no hace al desarrollo del mercado de maíz o de cualquier mercado de granos. De momento el paro sigue en pie y sigue funcionando”, agregó.

   El presidente de la Federación Agraria Argentina, Carlos Achetoni, calificó de “insatisfactoria” la medida. “Es claramente para encerrar un montón de toneladas de exportación, por lo que obviamente va a caer el precio el mercado interno, y volver a un esquema de ROE de exportación, como se aplicó en la época del kirchnerismo”, aseveró.

   Asambleas de productores también ratificaron la continuidad de la protesta, en tanto que un grupo de productores autoconvocados decidió realizar un acampe y control de cargas en la intersección de las Rutas 9 y 178, en Armstrong.

Fuente: ECOS 365

0
0
0
s2sdefault