El Senasa explicó que es para proteger a los cultivos agrícolas, forestales y otros de los daños que podría ocasionar el producto dada su alta volatilidad. Tampoco se podrá comercializar.

Prohibieron el uso y la comercialización del 2,4-D ester en todo el país.

   El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informó que prohibió el herbicida Ácido 2,4 Diclorofenoxiácetico (2,4-D) en formulaciones de ésteres butílicos e isobutílicos en todo el país.

   Lo hizo a través de la Resolución N° 466 y la rectificativa 875, que se publicaron en el Boletín Oficial, con el objetivo de proteger a los cultivos agrícolas, forestales y otros de los daños que podría ocasionar por su alta volatilidad.

  Los plazos para la prohibición efectiva son de 120 días corridos para la importación, de 365 días para su elaboración y fraccionamiento y de 730 días corridos para su comercialización y uso.

   El Senasa aclaró que las firmas que posean productos inscriptos en el Registro Nacional de Terapéutica Vegetal deberán declarar su stock ante la Dirección de Agroquímicos y Biológicos del organismo dentro de los 30 días de la entrada en vigencia de la norma, detallando cantidad de envases, su capacidad, lote y fecha de vencimiento.

   Asimismo, las empresas que tengan inscriptos en el Registro Nacional de Terapéutica Vegetal del Senasa productos formulados contemplados en las prohibiciones de la Resolución podrán solicitar voluntariamente la baja de las inscripciones con anterioridad al plazo establecido.

   En tanto, dentro de los 15 días corridos contados a partir de la fecha de la prohibición de uso, las firmas titulares que cuenten con remanente de los productos declarados a esa fecha deberán informarlo a la Dirección de Agroquímicos y Biológicos del Senasa, que determinará su destino.

   Paralelamente, se establecieron infracciones para quienes incumplan la medida, que se basarán en el capítulo V de la Ley 27.233, lo que incluye el decomiso, la suspensión o cualquier otra medida que resulte aconsejable de acuerdo a las circunstancias de riesgo para la salud pública o el medio ambiente, según lo amerite el caso.

Fuente: InfoCampo

0
0
0
s2sdefault