Tras el fenómeno que dejó unos 300 milímetros en la región, se adelantó el proceso de maduración del trigo. Entre los inconvenientes, destacan el mal estado de los caminos rurales, quedando aislados varios lotes.

La cosecha de trigo comenzó con rindes dispares.

    El temporal del fin de semana pasado hizo que los trigos se adelantaran por encima de la fecha prevista para su cosecha. El agua y luego las altas temperaturas aceleraron el proceso de maduración y así fue como desde el viernes pasado se comenzaron a trillar los lotes más altos.

   Si bien el estado del cultivo es óptimo y está en condiciones de ser cosechado el inconveniente que se presenta tiene que ver con el estado del piso y los caminos rurales.

   Los casi 300 milímetros registrados hace menos de una semana dejaron sus secuelas y en consecuencia, hoy se evidencian serias dificultades en torno al estado de los suelos. Asimismo, en caso de que no se registren nuevas precipitaciones, en cuestión de días mejorarán. Otro de los inconvenientes está ligado al mal estado de los caminos rurales, donde muchos lotes se encuentran prácticamente aislados o con severas dificultades para poder llegar y sobre todo, poder realizar la carga en los trasportes.

Rindes

   En dicho contexto habiendo transcurrido los primeros días de trilla, donde hasta la fecha se lleva cosechado sólo el 5% de la totalidad del área de trigo con que cuenta la zona de influencia de El Trébol, los rindes obtenidos son muy dispares, ubicándose en pisos de 20 quintales la hectárea y con picos de 32 quintales; con lo cual se deberá esperar el avance de la trilla, para ver si la balanza se inclina hacia arriba o va hacia abajo.

Fuente: Cooperativa Agrícola El Trébol web

0
0
0
s2sdefault